Ideas y consejos de diseño y decoración

Registrarse | Iniciar sesión Foros Galerías Fotos Comunidad Inicio
Ideas y consejos de diseño y decoración 0 COMENTARIOS

10 consejos para empezar un huerto en casa

10 consejos para empezar un huerto en casa

Tener un huerto urbano en tu propia casa es todo un acierto, ya que va a darle a tu vida muchas mejoras que ni pensabas, mejorando tu estado de ánimo, la armonía de tu hogar y por supuesto, porque podrás degustar verduras y plantas aromáticas de calidad, ya que las has plantado tú mismo, sin riesgos a saber si le han pulverizado abonos o pesticidas con químicos que no solo empeoran el sabor de las hortalizas, sino que también pueden llegar a ser dañinas para el ser humano. Si te has decidido por lo tanto a montar el tuyo propio, vamos a darte hasta 10 consejos para empezar tu huerto en casa con facilidad y sin problemas.

1. Aprovechando el espacio

Lo más importante y por otro lado fantástico de tener un huerto urbano es que puedes utilizar prácticamente todos los huecos que quieras, ya que se puede aprovechar cualquier esquina de tu terraza o incluso el hueco que queda entre la ventana de la cocina o incluso en tu propio salón. Estos pequeños huertos son ideales para colocarlos en cualquier parte y aportar ese toque verde a tu vivienda, agradeciendo incluso con el simple gesto de mirar las plantas, que darán vida a la estancia. En el mercado puedes encontrar mesas de cultivo de todos los tamaños y formas, para que puedas comprar aquella que más se adapte al lugar que quieres instalar tu huerto, aunque también podrás encontrar algunas guías para hacerlas tu misma, aunque es algo que puede ser más complicado.

2. Ubica tu huerto en un lugar seguro

Aunque como hemos dicho, se puede colocar prácticamente en cualquier sitio que quieras, este sitio tiene que tener unas características para que sea totalmente seguro su instalación, además de que el riego, y cultivado sea efectivo. En este caso, un suelo estable va a ser muy importante, ya que, si cuando pones tu mesa de cultivo, esta empieza a tambalearse, es muy probable que al final, con una mala manipulación o un golpe termine caído. También tienes que mirar que esta zona vaya a poder aguantar todo el peso del huerto, ya que tienes que pensar que la concentración de sustrato es alta y su peso aumenta considerablemente, por lo que si lo pones en una terraza o balcón, pero este no aguanta mucho peso, puede precipitarse. Por otro lado, tienes que pensar que debes poder manipular con facilidad la mesa, tanto para regar como para plantar el cultivo.

3. Agua y luz

Siguiendo con el tipo de espacio y el lugar donde vas a empezar tu huerto en casa, debes saber que estas plantas tienen que tener al menos una media de 6 horas de luz diaria. Esto no quiere decir que vaya a tener que estar en luz directa, pero si bastante cerca de ella, puesto que no va a crecer nada si lo que tienes plantado se encuentra en penumbra permanente. Otro aspecto importante, además de la luz, es la protección frente al viento, en algunas zonas este viento va a soplar en dos direcciones, debiendo de controlarlo para que no dañen no solo la estructura de la mesa de cultivo, sino también lo que tengamos plantado.

Por otro lado, el agua tiene que ser un flujo importante, pudiendo tomarla del rocío de la noche, de la lluvia natural, aunque por lo general, vendrá suministrada por medio de ti, ya sea con un sistema de riego por goteo automático o por riego manual.

4. Tipos de siembra

Otro consejo que te vamos a dar y que te va a ayudar a iniciar con todo conocimiento tu huerto, es que existen al menos dos tipos de siembra. La primera de ella es la conocida como siembra directa, en la que vas a colocar las semillas dentro del recipiente, llegándolo todo de sustrato, para luego cubrirlo y empezar a regar y esperar a que salga tu planta u hortaliza. Esto es más habitual sobre todo en ciertas clases de semillas, como en las zanahorias, las judías o los nabos, sin embargo, existen otras hortalizas que se puede hacer por el segundo tipo de siembra que es el trasplante.

El trasplante es cuando en ciertos puntos de venta, comercializan con algunas hortalizas que tan solo tendrás que plantar ya que se encuentran preparadas para este fin, siendo algo más sencillo tu cultivo, tan solo teniendo que hacer un hueco para incluirlo en tu mesa de cultivo.

5. Fertilizantes de origen orgánico

Lo más aconsejable en estos casos y ya que quieres unas verduras libres de todo compuesto químico, es que compres o adquieras fertilizantes orgánicos, ya que estarás asegurándote que el sabor de tus hortalizas sea mucho mejor, además de cuidar el medio ambiente y tu salud.

Entre los fertilizantes más usados se encuentra el estiércol, compost, humus, los residuos de la cosecha o incluso algas.

6. Insecticidas naturales

Para prevenir cualquier plaga de insectos o incluso hongos que puedan estropear nuestras plantas, lo mejor de todo es el agua de ortiga, ya que mantendrá a los bichos a raya. Según el tipo de prevención que quieras hacer, tendrás que hacer una u otra acción, es decir, dejarlo durante más o menos tiempo macerado antes de usarlo. El agua de ajo o la cola de caballo también serán buenos antiplagas naturales. Consejo visto en BBC.com.

7. Insectos positivos en nuestro huerto

No todos los insectos van a buscar destruirnos nuestras hortalizas, sino que se van a encontrar cerca de ellos con el fin de que, si ven alguna presa, las cuales, si son dañinas para nuestras verduras, puedan alimentarse de ellos. Entre estos insectos son las mariquitas, las moscas de las flores, las avispas o las mantis.

8. Planta flores además de verduras

Una manera eficaz de atraer a estos insectos es por medio de la plantación de flores en tu propio huerto, intenta organizarlo bien para que esté lleno de todo, pero también con flores aromáticas, que puedan acercar a estos insectos visitantes que van a darnos beneficios.

9. Cultiva según la época del año

Algo esencial es que siempre que puedas, plantes según la época del año en la que te encuentres, esto lo que va a conseguir es que lo que cultives salga con mucha más fuerza y puedas disfrutar de tus verduras con más facilidad, algo que te motivará a seguir adelante.

10. Recolecta tus cultivos

Debes saber que es muy importante que, a la hora de recolectar lo que has cultivado, cuides la tierra en la que estaba plantado, ya que es aquí donde vas a volver a cultivar. Para esto, tienes que volver a añadir un sustrato con fertilizantes, con el fin que la semilla que vayas a arrojar, tenga todos los nutrientes y minerales para crecer en perfectas condiciones.

Categorías: Ideas y consejos,
Compártelo:
Tags:
Comentarios
Enviar
Registrarse | Iniciar sesión
Ideas para la decoración de interiores, baños, cocinas, dormitorios, salones y habitaciones de tu hogar.
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña  
Regístrate en I-Decoracion.com Cerrar ×
Nick/Usuario:
Email:
Contraseña:
Sexo:
Fecha de nacimiento:
  • Tu nick será tu nombre de usuario y no se permite cambiarlo una vez elegido uno.
  • Al registrarte en esta página, estás aceptando sus términos y condiciones de uso. Puedes leerlos aquí.
Regístrate
Si lo deseas, recuerda que también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook.
0.17