Sofás

Registrarse | Iniciar sesión Foros Galerías Fotos Comunidad Inicio
Sofás 0 COMENTARIOS

Cómo hidratar el cuero de un sofá

Cómo hidratar el cuero de un sofá

Tener un sofá de cuero en casa puede darle un buen toque de distinción y estilo a las áreas comunes en donde suelen estar las visitas. Sin embargo, es necesario resaltar que este tipo de sofás suele desgastarse o mancharse con el tiempo, situación que desmejoraría muchísimo su apariencia. 

Afortunadamente, hoy en día existen diversos métodos para hidratar la superficie de cuero de un sofá. Muchas de estas alternativas son completamente caseras y no necesitarás invertir demasiado dinero para darle al mueble una nueva vida que seguramente tus visitas notarán inmediatamente. 

En este artículo, gracias a la colaboración con los especialistas en sofás SofaCenterValencia, te explicaremos algunos de estos métodos detalladamente, de modo que puedas hidratar la piel de tu sofá en un santiamén. Sigue cada uno de los pasos al pie de la letra y comprueba por ti mismo los resultados. Seguramente te serán de mucha utilidad, así que no puedes dejar de aplicarlos. 

¡No esperemos más! 

Aplicar cremas para la piel de buena marca 

Pocos lo saben, pero las cremas para la piel tienen muy buen efecto en los artículos de cuero, aun cuando son tan extensos como la piel de un sofá. Y es que estos productos poseen propiedades hidratantes que son de gran utilidad para devolver esa apariencia lozana a los objetos, siempre y cuando se apliquen correctamente. 

Una de las claves para que este método funciones consiste en elegir un producto de buena marca. Para muchas mujeres seguramente causará algo de dolor gastar cremas de marcas como Nivea en el sofá de la sala, pero al ver los resultados que esta puede dejar en el producto se considerará una apuesta más que acertada. 

El método de aplicación es más que sencillo: solo tienes que aplicar la cantidad suficiente de crema a un trapo suave o a alguna pieza de algodón o bayeta. Posteriormente, únicamente tendrás que frotar con movimientos circulares hasta que la crema empiece a difuminarse por completo en la superficie del sofá; finalmente déjalo secar. 

Verás como casi inmediatamente el brillo de tus muebles y sofás de cuero empieza a recuperarse. Además, en los sofás que han perdido color con el paso del tiempo, observarás como pueden ser renovados paulatinamente, aunque evidentemente esto dependerá del grado de opacidad que tengan. 

Cera de zapatos 

Otro gran aliado a la hora de hidratar correctamente el cuero de un sofá es la cera de calzado. Lo mejor de todo, es que este producto no deja residuos y se absorbe muy fácilmente, por lo que no quedará una sensación pegajosa y desagradable al sentarse en el sofá luego de limpiarlo. 

Ahora, es necesario que sepas que el uso de cera de zapatos tiene ventajas específicas en ciertas circunstancias. Por ejemplo, si los muebles de cuero están ubicados en alguna área de la casa susceptible a la humedad, es más que probable que aparezca moho en algunos rincones; la cera para zapatos ayuda a combatir efectivamente el moho y lo desaparece al instante. 

Cuero de un sofá

La aplicación es prácticamente la misma que con el método anterior, solo asegúrate de usar un trapo muy suave para aplicarla o de lo contrario puedes fisurar el mueble. Recuerda hacerlo con movimientos delicados y circulares y proseguir hasta que el producto se disuelva por completo, sin dejar residuos visibles. 

También es importante que uses un producto de una buena marca, ya que las marcas genéricas suelen ser grasosas en exceso y no dejan tan buenos resultados en la superficie del sofá. Asegúrate de limpiar los rincones menos accesibles, debido a que en esos lugares se suele acumular el moho con mayor frecuencia. 

Vinagre blanco y aceite de linaza 

Es sorprendente como algunos productos que podemos tranquilamente encontrar en nuestra cocina pueden ser de tanta utilidad para limpiar algunos de los muebles de cuero más antiguos. Tal es el caso del vinagre blanco destilado con aceite de linaza, el cual deja resultados realmente sorprendentes. 

Antes de humectar el sofá, es muy importante que tengas en cuenta que la superficie tiene que estar completamente limpia, por lo que es recomendable usar un trapo seco y suave previamente para eliminar cualquier rastro de polvo o de suciedad que pueda quedarse adherido al cuero del sofá. 

Ahora, es importante comprobar que el vinagre blanco esté bien destilado, de lo contrario es posible que un vinagre demasiado concentrado termine por deteriorar la superficie del sofá debido a su alto grado de acidez. Procura usar un poco más de aceite de linaza para estar seguro de lograr el efecto deseado y eliminar el fuerte olor. 

La aplicación es la misma, utilizando movimientos suaves con un trapo previamente humedecido. En este caso, es recomendable dejar secar por completo el sofá antes de volverlo a usar, pero no lo dejes expuesto directamente al sol, ya que esto produciría que la superficie se secara en exceso. 

Consejos para evitar que el cuero de un sofá se deshidrate 

Además de las alternativas que acabamos de darte para hidratar la piel de un sofá, es recomendable que también apliques unos cuantos consejos para evitar que la superficie pierda su hidratación natural; en este sentido, hay varios cuidados sencillos que puedes tomar en cuenta para evitar que esto suceda. 

Tal como mencionamos anteriormente, tener el sofá expuesto directamente al sol hará que se reseque con mucha facilidad, por lo que trata de ubicar estos muebles en un área acondicionada y lejos del contacto directo del sol, aún más cuando este se produce a través del vidrio de alguna puerta o ventana. 

Por otro lado, tampoco es recomendable que el sofá esté en alguna habitación expuesta a la humedad constante, esto porque tales condiciones facilitan la aparición del moho en superficies difíciles de alcanzar y, en consecuencia, la piel terminará por deteriorarse de forma rápida en cuestión de meses. 

Por último, es necesario que le hagas una buena limpieza al sofá, contando con alguno de los métodos que ya mencionamos anteriormente, al menos, una vez al año. De esta manera estarás evitando que el sofá pase mucho tiempo deshidratado y alargarás su nivel de vida útil y estética mucho más de lo que puedes imaginar.

Categorías: Sofás,
Compártelo:
Tags:
Artículos relacionados
Comentarios
Enviar
Registrarse | Iniciar sesión
Ideas para la decoración de interiores, baños, cocinas, dormitorios, salones y habitaciones de tu hogar.
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña  
Regístrate en I-Decoracion.com Cerrar ×
Nick/Usuario:
Email:
Contraseña:
Sexo:
Fecha de nacimiento:
  • Tu nick será tu nombre de usuario y no se permite cambiarlo una vez elegido uno.
  • Al registrarte en esta página, estás aceptando sus términos y condiciones de uso. Puedes leerlos aquí.
Regístrate
Si lo deseas, recuerda que también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook.
0.12